¿Cómo cruzar la tirolesa?

15:00 0 Comentarios



Siguiendo de la mano de la tirolesa que cruzamos varias veces en el viaje a El Chalten. Vamos a hablar un poco y dejar algunos consejos que pueden servir. La tirolesa implica el uso de una cuerda fija para cruzar de un punto a otro, a menudo sobre un río, ya que suele ser complicado cruzar con mochilas pesadas porque tiene mucha corriente o es profundo.

Sacarse la mochila

Un error típico, es intentar cruzar con la mochila puesta. Es mucho más difícil cruzar llevando puesta una mochila pesada que nos empuja de los hombros hacia abajo, sobre todo en largas distancias o los que cuelgan cerca de la superficie del agua. Lo que se debe hacer es sujetar la mochila con un mosquetón/express (o varios), antes de colgarse de la polea. Una vez que esté colgando de forma segura, con una cinta se une la anilla de la pernera con el mosquetón de donde cuelga la mochila y luego a la polea de la tirolesa (tal cual como se puede ver en la imagen). De este modo, a medida que se avanza por la tirolesa se "remolca" la mochila atrás de uno, sin que esta moleste o desequilibre los movimientos.

Prepararse

Con una cinta express te podes colgar de la polea, mientras que con una daisy chain o una cinta con un mosquetón con seguro lo vinculas a la cuerda como seguridad. Un error común es asegurarse con una cinta muy larga de la polea, con una express de 12 o 15 cm es más que suficiente. Esto se debe a que si queda demasiado espacio entre el arnés y la polea (osea lejos de la cuerda) los brazos se extienden mucho, dificultando la maniobra para izarse al otro lado.

Montado

La mayoría de las tirolesas están sujetas a piedras grandes, por medio de chapas o al rededor de algún anclaje natural (piedras, árboles, ect). De cualquier manera el fin es el mismo.
Lo primero que se debe hacer es colocar la cinta de seguridad, que es más larga y probablemente más fácil de asegurar. Luego el mosquetón o express que va al arnés. Puede pasar que la tirolesa esté más alto que uno y se complique la maniobra. En este caso será necesario montarse sobre la cuerda, con ambas piernas cruzadas y luego vincular el arnés y la polea mediante la express. Una vez más remarcamos la importancia de colocar primero la cinta más larga, porque si estando colgado, por algún motivo nos caemos al menos vamos a quedar colgando de la cinta larga para no seguir rodando más abajo o caer al agua en el peor de los casos.

Desplazarse

Una vez montado sobre la polea y asegurado de manera cómoda, con la cabeza en la dirección hacia donde se quiere cruzar. Con la ayuda de los pies darse un leve impulso y luego seguir el ritmo con las manos. Dependiendo de la inclinación de la tirolesa, la misma se va a tensar hacia el medio (en el caso de ser horizontal) y luego de la mitad será necesario empujarse con las manos para subir. El movimiento debe ser contínuo y parejo sin parar hasta llegar al otro lado, ya que de lo contrario la misma pendiente (debido a la tensión) puede volverte a la mitad. Se puede frenar la caída colocando los pies sobre la cuerda en el caso de ser necesario descansar o acomodar algo a la mitad del trayecto.

Descolgarse

Hay que asegurarse de estar sobre una superficie estable, preferentemente con ambos pies es el suelo. Primero se suelta la express del arnes y una vez en una posición sólida, continuar descolgando el resto de los anclajes. Si el descuelgue es alto y no llega al suelo, es recomendable realizar el mismo proceso que al subir, pero de manera inversa. Es decir, cruzar las piernas sobre la cuerda y soltar la express de la pernera del arnes y luego bajar los pies de manera controlada.

Puede ser que también te guste esto...

0 comentarios: