Travesía L Huechulafquen - Ailá - Termas PN Lanín

21:00 0 Comentarios

Después de algunas caminatas largas para ponernos un poco en sintonía, llego el momento de hacer la primera travesía importante. La idea es cruzar el Lago Huechulafquen en su parte mas angosta y luego salir bordeando todo el Lago Epulafquen hasta llegar a las termas pasando por la Población Aila. Antes de todo el recorrido debíamos cruzar el Lago Huechulafquen para llegar al camping Pichi-Culin. Hay un hombre del camping que esta siempre en el estrecho entre el lago Huechulafquen y el Epulafquen y cruza gente en su bote en un tramo que el lago tiene unos 20 o 30 metros de lado a lado con muy baja profundidad. Él es del camping, no cobra nada por el cruce, pero la idea es que se queden una noche en el camping antes de partir.Ester es quien administra el camping, hablen con ella y se eligen un lugar. Eso si no se olviden de pedirle una tarta de frambuesas, la verdad que vale la paté antes de partir a una larga caminata, levanta el animo desde el principio. Además es un lindo lago, no muy frío y una de las ultimas vistas al Lanin. A esta altura del viaje veníamos medios cortos ya con las baterías de las cámaras y Ester nos dejo cargar una cámara para poder seguir sacando algunas postales.Al medio día ya estábamos comiendo en Pichi Culin, descansando un poco por la tarde y listos para partir temprano al día siguiente, el clima venia muy bien así que todo indicaba que no íbamos a tener problemas. Antes de salir es necesario que se registren con Ester así ella avisa a Parques que salieron con destino a las termas. En nuestro caso los guarda parques brillaban por su ausencia, por paro y no sé que otros problemas, en fin, nunca estaban.Salimos temprano, lindo día, dando la vuelta por detrás de la casa de Ester, salimos rumbo oeste, hay un camino bastante marcado con mucho barro y algunas tranqueras que pasar.

Después de media hora llegan a otra casa donde el camino se pierde. Preguntando un poco salio una señora que nos indico por donde comenzaba la senda para hacer la travesía. Muy simple, detrás de su casa, había un cartel con algo de información dando el comienzo al recorrido.Al principio comienza con subidas y bajadas un tanto molestas, tierra bastante suelta. La primeras dos horas son la peor parte, luego el sendero afloja y pueden empezar a disfrutar.Nos tomo unas 3 horas (8km) llegar hasta el asentamiento Aila, se van a dar cuenta cuando estén llegando porque empiezan a perder mucha altura, toda la que habían subido al principio.En la puerta de Aila, nos sentamos a comer algo, cargar agua y pensar que era lo que seguíamos haciendo ya que era temprano y teníamos 16km por delante hasta las termas. Según el mapa en las termas junto al puerto de guarda parques había un camping libre donde podíamos pasar la noche una vez que lleguemos a termas.Después de comer el característico almuerzo, galletas con picadillo, nos sentimos con fuerza y decidimos seguir viaje, el camino no parecía muy complicado, se mantenía dentro de pocas cotas de nivel, si veíamos que no llegábamos podíamos hacer vivac con el tarp y seguir al otro día. Levantamos equipo y partimos con la idea de que si a las 18hs no llegábamos a cortar la ruta plantábamos base en el primer río que podamos cargar agua.Los próximos 16km, fueron un camino bastante cerrado y muy metidos en el bosque, perdías la orientación cardinal con mucha facilidad si no ibas prestando atención. El camino igualmente estaba bastante bien marcado, no era necesario inventar demasiado. Estar metido dentro de esos bosques con árboles de cientos o miles de años, con alturas increíbles te hacían sentir estar en la película jurassic park, solo faltaba que en algún momento apareciera un velociraptor.Una de las cosas del sendero que mas llamo la atención, es la cantidad de cañas que hay. No solo las plantas que se pueden ver a los costados de la senda si no también la cantidad que hay secas y tiradas sobre el camino. Cuando las cañas se secan quedan bastantes duras y apiladas son muy propensa a provocar una caída. Incluso cuando se camina de a varias personas, el que va delante puede pisar alguna que se levante y el de atrás la patea, pudiendo lastimarse. Recomiendo que tengan cuidado con eso y mantengan distancia. Cuando están cargados con una mochila pesada es muy fácil perder el equilibrio y la mochila te arrastra al piso.Como decía es un camino muy tupido, sin grandes dificultades, mas que un rato de subida pronunciada a mitad de camino y un río, que se puede cruzar por un árbol caído, haciendo un poco de equilibrio o por el bado mojándose un poco los tobillos, eso si, esta fría el agua.Tipo 17hs, ya veníamos mirando el reloj con cariño, según lo que leíamos en el mapa no faltaba mucho, pero al estar metidos dentro del bosque na visibilidad no era muy buena. A falta de la ruta que teníamos que cruzar antes de las 18hs, si encontrábamos un lugar para pasar la noche nos quedábamos. Luego de una pendiente un tanto cansadora, ya veníamos con casi 20km arriba, apareció frente a nuestras caras sin darnos cuenta el famoso camino que estábamos buscando y un característico cartel de parques marcando la senda. Ahora solo nos quedaban 5 km, hasta las termas donde estaba el puesto de guarda parques. Seguimos camino, ya no sobre la senda, si no por ruta provincial, que comunica con Chile. No es una ruta muy concurrida así que teníamos esperanzas muy bajas de que pase una camioneta y nos levante.Luego de unas dos horas de ir pateando sobre la ruta, empezamos a ver algunas edificaciones. Lamentablemente las termas no son lo que nosotros teníamos en mente. Nos encontramos con lo que parecería ser el complejo que antes funcionaba, abandonado, el guarda parques tampoco estaba y otras casas que parecían ser de los voluntarios en el mismo estado. En fin, mas que alguna alma perdida que vagaba por la zona no pudimos encontrar. Preguntamos para ver como era la movida, pocas palabras obtuvimos, ya se estaba haciendo tarde y veníamos cansados después de unos 25km, así que decidimos ir a buscar el camping.Según el mapa de sendas que teníamos al lado del puesto de guardaparques había un camping libre, lo buscamos por todos lados y el camping brillaba por su ausencia, ni tampoco había indicios de algún cartel viejo o algo por el estilo. El próximo camping al que podíamos ir era el de laguna verde, pero nos separaban unos 10km y para ese momento no teníamos fuerzas ni tiempo para llegar, ya estaba oscureciendo y después de todo lo que habíamos caminado no estábamos en condiciones de seguir, aunque hubiera estado bueno caminar de noche! Es todo camino de ruta provincial, difícil de perderse.

Nuestro amigo el guarda parques no estaba así que decidimos hacer una noche de viva en el patio de su casa. Le pedimos prestado el quincho y nos comimos una abundante polenta para reponer energías. Mas allá de que no nos quedaban demasiadas opciones a donde ir, siempre teníamos la duda de que pasaría si el guarda parques llega y nosotros estamos metidos en el patio de la casa. A eso de las 23hs una camioneta paso frente a la casa, amago a parar pero siguió de largo, aparentemente íbamos a tener pocas noticias del guarda parques y podíamos dormir en paz.


<<Lanín cara sur                                 Lago verde >>

Puede ser que también te guste esto...

0 comentarios: