Condensación en la carpa

21:00 1 Comentarios

Todos hemos pasado por la situación de despertarnos temprano por la mañana para arrancar una travesía y al quitar el sobre techo de la carpa encontrarnos con que se encuentra húmedo y en el peor de los casos corriendo gotas de agua.
Esto sucede por el proceso natural de condensación del agua que se encuentra en el aire, humedad. Cuando nos preparamos para descansar y nos metemos en la bolsa de dormir, el calor que perdemos calienta el aire que se encuentra dentro de la carpa y queda parcialmente retenido por la superficie exterior de la carpa, el sobretecho. Del otro lado, se encuentra todo el frío aire de la noche que al entrar en contacto con la superficie de la carpa produce la condensación.
Al entrar en contacto el aire frío con una superficie más caliente, la componente de vapor de agua que contiene el aire llega a su punto de rocío depositándose sobre dicha superficie en forma de agua líquida. ¿Cómo se puede reducir la condensación de agua en la carpa?
Alguna vez se preguntaron porque siempre se condensa agua del lado interior de la carpa y la cara exterior se mantiene más seca?. Una forma de reducir la condensación de la carpa es manteniendo una corriente de aire y/o ventilada, para que el interior pueda respirar y de este modo la concentración de aire caliente en el interior sea menor, por lo que la diferencia de temperatura entre la superficie interior y exterior de la carpa disminuya provocando una menor condensación. Esto lo podemos hacer dejando la puerta abierta o entreabierta.
Cabe pensar que al ventilar la temperatura interior de la carpa será más próxima a la exterior y en climas donde la noche se pone fría no parece ser una buena idea. Es por eso que se pone en juego el tipo de bolsa de dormir que tengamos. En lugares con climas más fríos una bolsa de duvet nos va a mantener más calientes y la pérdida de calor a a ser menor, pero si no hace el suficiente frío probablemente pasemos calor, por lo que contribuiremos a aumentar la temperatura interna de la carpa y una mayor condensación.
Una tercera opción, es no colocar el cubre techo impermeable de la carpa, siempre y cuando, estemos seguros que no va a llover. Muchas veces estamos automatizados y cuando armamos la carpa colocamos todas las estacas, vientos y sobretecho. Pero no siempre es necesario, solo hay que prestar un poco de atención. Si solo queremos armar la carpa para pasar una noche vamos a ganar más que tiempo armando solo la estructura interna y de paso no condensa. Veamos un poco cómo se compone las capas de la carpa.
La primer capa interna de la carpa suele estar confeccionada en telas con alto grado de respirabilidad e incluso muchas veces están armadas con redes para que pueda circular el aire y no terminar desmayado después de varios días de travesía. Sobre la estructura interna se coloca el sobretecho, una capa totalmente impermeable que nos resguarda del viento y la lluvia. Entre estas dos capas se concentra un colchón de aire que suele servir de aislante para los días fríos.
Por lo tanto, si tenemos una bolsa de dormir acorde a las temperaturas, lo ideal sería corroborar la posibilidad de lluvia o fuertes vientos por la noche y armar la carpa de la forma más adecuada. Si no estamos confiados del clima una solución parcial es dejar la puerta lo más abierta posible para que se renueve el aire y si arman la carpa para pasar solo una noche, les recomendamos que evalúen la opción de realizar un vivac con un tarp.

Puede ser que también te guste esto...

1 comentario:

  1. Muy buen comentario... gracias ... !! me servirá mucho en mi próxima acampada...

    Javier Álvarez, Puerto Montt, Chile

    ResponderEliminar